Uncategorized

Inteligencia artificial y energía solar para la primera travesía atlántica de un barco autónomo

Grandes hitos de las travesías marinas como el descubrimiento de América o la circunnavegación de Magallanes están a punto de tener su equivalente en el siglo XXI. Bautizada como Mayflower en honor a otra travesía histórica como la que fue el viaje de los fundadores de EE.UU. desde Plymouth en 1620, la nueva embarcación será considerablemente distinta a su antecesora. En primer lugar, carecerá de tripulación y pasajeros. De hecho, ni siquiera tendrá un capitán. O, mejor dicho, sí que lo tendrá, aunque no será de carne y hueso: será la inteligencia artificial la que se encargue de todas las tareas de navegación.

Tras unas pruebas iniciales con la IA en el Plymouth Quest, una nave tripulada del Laboratorio de Plymouth, el nuevo Mayflower emprenderá un largo viaje que prescindirá de toda intervención humana. Gracias a la utilización de cámaras y sensores, así como los antedichos sistemas de inteligencia artificial y un archivo de un millón de imágenes náuticas, el barco se enfrentará por sí solo a todos los imprevistos en alta mar. Así, podrá identificar distintos tipos de barcos, boyas, arrecifes u objetos peligrosos en alta mar.

Author


Avatar